Scroll Horizontal
Me gustó el cuento de Andrea Caicedo -El Tesoro en lo Alto del Himalaya- en el CONCURSO de la Ilustración a la Palabra. ¡Lo recomiendo!



Portada "El Tesoro en lo Alto del Himalaya" por Andrea Caicedo y Javier Gacharná

bar
Ilustración "Sin Titulo"


 

swirl EL TESORO EN LO ALTO DEL HIMALAYA swirl

En un lugar del mundo vive Tini un niño muy curioso al que le gustan mucho las frutas y pasear por los bosques que rodean su casa. Una mañana en el colegio, la maestra les pregunto: - ¿Qué es la sabiduría?

A lo que ningún niño pudo responder. A Tini, le inquietaba profundamente el hecho de poder responder esa pregunta, entonces estando en su casa a la hora de la cena les hizo a sus padres la misma pregunta; entonces su padre respondió:

- Hijo, la sabiduría es el conocimiento adquirido a través de la experiencia, la paciencia, el respeto para conducirse en la vida.

Su madre interrumpió con una sonrisa la charla de los dos, tomo la mano de su esposo y le dijo:

- Cariño, recuerda que además de lo que tu padre te ha dicho, también es necesario el carácter para obtener la sabiduría.



En ese preciso instante la madre de Tini le dio un dije en forma de hombre. Cuando acabaron de cenar Tini se fue a su cuarto con el dije que le había dado su madre, lo puso sobre el escritorio donde siempre realiza sus tareas y se durmió.

Esa noche Tini soñaba que estaba en un campo extenso con un morral y con un mapa que señalaba el tesoro llamado Sabiduría, de repente recordó las palabras que había escuchado en la cena y vio que tenía tres dijes en sus manos: Uno llamado Paciencia, el segundo era el conocimiento, y el otro se llamaba Respeto, sin embargo Tini no veía el Carácter.

De repente, comenzó a pasar un viento cálido por su frente, en ese instante vio que el dije que su madre le había regalado en forma de humano, se había convertido en alguien real, era un hombrecillo pequeño y robusto quien se presentó ante Tini y le dijo:

- ¡Hola!, soy Carácter.

Tini se alegró porque vio que todo lo que había escuchado de parte de sus padres aparecía en el sueño, sentía gran emoción porque sabía que debía cumplir la misión de encontrar el tesoro de la Sabiduría.

bar


 



Emprendió su recorrido con bastante ánimo y expectativa, en realidad no era fácil llegar a lo alto de la montaña ubicada en la cordillera del Himalaya, tuvo que pasar muchas pruebas climáticas y uno que otro susto que se llevó por el sonido de ardillas traviesas

El Carácter fue un excelente compañero de viaje pues gracias a él Tini logro levantarse cuando su ánimo decaía y vencía los miedos cuando así ocurría. Al llegar a una puerta que le impedía seguir ascendiendo a la cima, observó que aparecía el nombre de: Decisión, y lo más extraño de esto es que la puerta no tenía cerradura, en esos momentos Tini se sintió confundido, y se preguntó:

- ¿Cómo puede haber una puerta sin cerradura? Nunca podré entrar suspiró e inclinó su mirada hacia el piso con expresión de aburrimiento)

El Carácter le dijo:

- Solo la decisión es la que te permitirá entrar.

Entonces Tini quitó de su corazón la duda y el temor, cambió su actitud, convirtiéndola en una con fuerza, esperanza y convicción de que entraría.



Mágicamente la puerta se abrió. Cuando esto sucedió, el lugar despedía olores frutales y una calidez inimaginable, además de un hermoso resplandor. Tini entró con su compañero de viaje y al avanzar unos pasos aparecieron dos criaturas de plata y oro, la de oro era una paloma que mirando a Tini le dijo:

- Tu corazón debe ser noble.

La criatura en forma de paloma cruzó el salón y apareció otra en forma de serpiente, compuesta de plata y le dijo:

- Tu corazón debe ser prudente

Tini estaba asombrado de las palabras que hacía que se sintiera sabio.

Cuando terminaron de hablar la paloma y la serpiente, dos libélulas que estaban a loa alto de una roca grande que se alzaba en el lugar, lo llamaron y le dijeron:

- Pueden subir.

El color del ambiente se tornó de varios tonos, comenzaron a avanzar la escalera y fue ahí donde encontraron a una enorme figura hecha de minerales preciosos y de hojas de los árboles. Era la Sabiduría, por fin Tini la había visto.

bar

Cada vez que subían un escalón el susurro que venía de ella se escuchaba más claro. A la mitad del camino la gran figura habló con una voz suave y delicada como el aire en primavera y dijo:

- Tini.

Entonces, Tini continuó subiendo las escaleras y de repente el resplandor del fuego fue mayor cuando llegó al último escalón. Entonces la Sabiduría le dijo:

- Me encontraste Tini, ahora tu misión es que las frases sabias de la paloma y la serpiente las apliques en tu vida, así no solo habrás conocido lo que es la sabiduría sino que también tú serás sabio, ¡Tini!.

Así después Tini vivió muchos más años y llego a ser sabio.

*Si te gustó el cuento, te invitamos a contarnos por que debería ganar en:



Autores
Andrea Caicedo Andrea Caicedo {Escritora}:

Mi nombre es Andrea Caicedo, soy Diseñadora Gráfica y Fotógrafa freelance, La fotografía me permite elevar mi creatividad al máximo nivel,  a través de una foto puedo hacer que se vea la belleza de una persona, de un objeto o un lugar. El diseño es mi manifestación artística, a través de él puedo expresar la estética, el color, las formas, el dibujo y la escritura, además de materializar las ideas de quienes requieren una pieza gráfica para sus marcas y/o empresas. Mi meta es avanzar, hacer cada día lo mejor con la mejor actitud.
   
Dis.Javier Gacharná Javier Gacharná {Ilustrador}:

Profesional en Diseño Gráfico e Ilustrador de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, con estudios de alta gerencia en negocios internacionales de la Universidad El Externado y Proexport. Apasionado en el emprendimiento de proyectos editoriales, donde prima la ilustración y el trabajo del diseñador gráfico, aprovechando su conocimiento de la tecnología y la gestión de internacionalización, para impulsar el talento colombiano en un campo global. {Bogotá - Colombia}

http://www.flickr.com/photos/gacharna

Patrocinios

patrocinios